Camino de ronda entre Calella y Llafranc

El camino de ronda entre Calella de Palafrugell y Llafranc es uno de los más elegantes y accesibles de la Costa Brava. Se puede realizar en unos 20 minutos y por su amplitud y buenas condiciones es equiparable al de s’Agaró.

El camino de ronda que transcurre entre la Playa del Canadell y la Llafranc, en Calella de Palafrugell, es uno de los más bonitos de la Costa Brava

El camino de ronda que transcurre entre la Playa del Canadell y la de Llafranc, en Calella de Palafrugell, es uno de los más bonitos de la Costa Brava

Comenzamos nuestra andadura en la Platja del Canadell, una preciosa y familiar calita donde la familia de Josep Pla tenía su casa de verano, la cual se conserva aún junto a la playa. El Canadell se encuentra frente a un paseo y en ella se extienden varias formaciones rocosas de gran belleza.

Nuestro recorrida hacia Llafranc por el camino de ronda comienza en la Playa del Canadell

Nuestro recorrida hacia Llafranc por el camino de ronda comienza en la Playa del Canadell

Por su parte izquierda, hacia el norte, tomamos el camino de ronda que comienza en la playa (hay que bajar del paseo a la playa para tomarlo) e iniciamos ya el recorrido por una ligera subida con escaleras amplias. A nuestra izquierda ya se puede contemplar alguna terracita, con inmejorables vistas hacia el Canadell y la zona del Cap Roig.

Observamos que la mayor del camino de ronda hacia Llafranc se extiende sobre una zona rocosa que no cae abruptamente sino que está formada por rocas grandes que se extienden gradualmente hacia el mar, perdiendo altura. Esto provoca que encontremos a diferentes personas sobre ellas. y visibles desde el camino: desde los clásicos pescadores hasta bañistas que extienden sus toallas sobre las rocas.

La vegetación tropical se encuentra muy presente en el camino de ronda entre el Canadell y Llafranc

La vegetación tropical se encuentra muy presente en el camino de ronda entre el Canadell y Llafranc

Otra de las características que llama poderosamente la atención del camino de ronda entre Calella y Llafranc es su vegetación tropical. Encontramos a sus lados especies de agaves y cactus, entre otras, de singular belleza, muy bien adaptadas a los calurosos veranos de la zona. El monumento a los pescadores se encuentra aproximadamente a la mitad del recorrido.

Monumento a los pescadores, en pleno camino de ronda entre el Canadell y Llafranc

Monumento a los pescadores, en pleno camino de ronda entre el Canadell y Llafranc

Finalmente el camino de ronda toma la dirección nordoeste, de nuevo hacia tierra y vemos la singular belleza de la bahía de Llafranc y el Faro de Sant Sebastià, en su parte norte. Llafranc es una cala y un núcleo poblacional muy animado, con excelentes servicios, donde podremos disfrutar de un buen baño. Es posible continuar nuestro recorrido subiendo al Faro, aunque en ese caso hemos de tener en cuenta que el trayecto en pendiente, aunque bien asfaltado, no será tan cómodo como el que acabamos de realizar.

Vistas de la Playa de Llafranc desde el Faro de San Sebastián

Vistas de la Playa de Llafranc desde el Faro de San Sebastián

La verdad es que este sitio nos ha encantado y si en el futuro decidimos volver a visitar la zona no dudaremos en alojarnos en el mismo lugar en que lo hemos hecho en esta ocasión, en Hotel BlauMar Llafranch un establecimiento de 4 estrellas con un personal muy agradable.

 

Tags:

Quién es el autor de este artículo?

Este artículo ha sido elaborado por Alex Rigola que ya ha escrito 280 artículos en Blog Costa Brava.

Alex Rigola es editor de Costa Brava's y un apasionado ampurdanés que disfruta navegando los fines de semana con su pequeña embarcación menorquina por la Costa Brava. Actualmente vive entre Barcelona y Pals, y si frecuentas las rutas cicloturistas del Ampurdán es muy probable que te lo cruces en algún momento. Cuando le preguntas sobre su rincón preferido de la Costa Brava no lo duda ni un momento: Cala Montjoi.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Playa Port Pelegri | Blog Costa Brava - 27 junio, 2012

    [...] precioso paseo que comienza en el Canadell (o incluso en Llafranc, a través del camino de ronda) proporciona al visitante maravillosas postales. Las rocas que adornan la entrada al mar de la [...]

Aporta tu comentario